En este nuevo post queremos proponerte una ruta por algunos de los rincones más interesantes del famoso y populoso barrio del Raval, una de las zonas más multiculturales de Barcelona donde sus contrastes no te dejarán indiferente. Y, ¿quién sabe?, puede que haya una casa, un loft o un ático que se ajuste a tus necesidades y, ¡tachán!, vivir en el Raval te cambie la vida. PostRaval1 Lleno de contrastes, seductor y vibrante, son muchos los que coinciden en que el Raval es de esos sitios difíciles de describir… y de olvidar. Cuentan que el barrio, que se hallaba fuera de los muros de Barcelona que fueron derribados a fines del siglo XX, albergó, en la parte sur, la zona roja de la ciudad. A finales de los ochenta, las distintas Administraciones emprendieron un gran e intenso proyecto de rehabilitación urbana que convirtió al barrio en uno de los lugares de referencia de Barcelona. Si caminas por sus calles, es fácil que te cruces por la misma acera con estudiantes, artistas, personas de un sinfín de países. En 2012 –últimos datos disponibles- , más de 48.000 personas vivían en esta zona, la mitad de ellas provenían de distintas partes del mundo: Pakistán, Filipinas, Bangladesh, Italia, Reino Unido, Argentina o Alemania… Así que caminar por el Raval significa adentrarse en un mundo en donde puedes convivir y aprender en una maravillosa comunidad de miles de personas con culturas diversas: ¡Casi como en la ONU! Es fascinante cómo en una misma mañana puedes llegar a sentir que estás en un mercadillo en pleno Marruecos, sin salir de los alrededores de la Rambla del Raval, dar un salto hasta Asia rodeando el Carrer Sant Pau, para aterrizar pocos minutos después en una de las zonas más moderna y ‘cool’: los alrededores del MACBA son, sin duda, el símbolo de la transformación y el desarrollo urbanístico de esta alucinante parte de la Ciudad Condal. Tras el proyecto de reurbanización iniciado a finales de los ochenta, el punto culmen en el renacer del barrio se produjo gracias a la construcción de este fantástico museo de Richard Meier en 1995. Este intervencionismo de las administraciones ha sido sobre todo cultural, una apuesta que ha posibilitado un increíble aumento de la oferta cultural y de ocio del antiguo Barrio Chino. Gracias a ello, ¡también se han multiplicado los bares, cafés, restaurantes y teatros! ¿Conocemos alguno? Del Bar Pinocho al tranquilo jardín de Santa Creu Esa mezcla de decadencia y modernismo también está presente en los múltiples bares y restaurantes que pueblan el Raval. Decadente es el Bar Marsella (Sant Pau, 65), uno de los más antiguos de Barcelona y que a punto estuvo de desaparecer. Es el templo de la absenta y lugar de peregrinaje para los erasmus anglosajones. Dicen que Hemingway bebió aquí. Muy cerca, encontramos la flamante Filmoteca de Cataluña, bajo la cual, durante las obras de construcción, se encontraron los restos de la antigua prisión de mujeres que funcionó entre 1709 y los inicios del siglo XX. El Bar Bodega Can Salva (Sant Pacià, 23) y la Bodega d’En Ruben (Robadors, 33) son buenos ejemplos de negocios antiquísimos que las nuevas generaciones también han sabido mantener en esta zona permanentemente en cambio. PostRaval3¿Cómo no recomendar el mítico Pinotxo de la Boquería? Seguramente sea una de las mejores barras de la ciudad. Después de dar una vuelta por este fabuloso mercado, no puedes dejar de probar en Pinotxo sus famosísimos garbanzos con butifarra o morcilla. Tras empaparte bien de toda la oferta cultural que ofrece el Raval (y de degustar sus mejores tapas), te aconsejamos que te tomes un cafelito en los jardines del antiguo hospital de la Santa Creu. Se trata de uno de los edificios modernistas más emblemáticos de la ciudad. Allí murió Gaudí y allí, escondido en los jardines de este antiguo hospital, se encuentra ‘El Jardí, bar de tapas’. Cuando el día haya llegado a su fin, te habrás dado cuenta de algo: querrás pasar más tiempo aquí porque sólo has conocido un ínfima parte del potencial del barrio. ¿Te imaginas poder desayunar cada día en alguna de sus plazas y hacer la compra después en La Boquería? ¿Tener las mejores salas de teatro y librerías especializadas en la esquina de tu casa? Este es un lujo que ya no está sólo al alcance de los bolsillos más afortunados. Si tenías en mente buscar alquiler en el casco antiguo de Barcelona, prueba a echarle un vistazo a la interesante oferta de Casc Antic Bcn. Si, en cambio, le has declarado definitivamente tu amor al Raval, existe un amplio catálogo de pisos en venta que puede hacer que des el paso definitivo. Todo lo que necesitas saber está en esta misma ventana: http://www.cascanticbcn.com/ ¡Te espera una explosión de sensaciones!

Related Articles

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies