En una ciudad culturalmente tan importante como Barcelona, no pueden faltar los museos entre los planes de ocio a tener en cuenta. La ciudad es de por sí un escaparate histórico-cultural y arquitectónico impresionante, llena de posibilidades. Hoy vamos a proponerte para esos días de asueto del verano, en los que no sabes qué hacer (puede pasar), un plan de visitas a algunos de los museos más originales de Barcelona. Reconocerás que el casco antiguo está lleno de sorpresas… Si no te lo crees, lee, lee.

Empecemos la tarde con un poco de magia…
Muy cerca de Plaza Cataluña, se encuentra El Rey de la Magia, un local que además de organizar cursos y espectáculos de magia, es la sede del Museo de la Magia de Barcelona. No es una muestra excesivamente grande ni tiene un precio desorbitado, así es que si llega uno de esos días en los que no sabes qué hacer con los niños date una vuelta por este curioso museo, en que se exponen grabados de Antoni Tàpies dedicados al Rey de la Magia, así como una máquina para ver fotografías en tres dimensiones creada por el mago catalán Joan Nieto “Gargot”. En las vitrinas se encuentran también muchos objetos y vestimenta de magos importantes como Antoni Rovira “Fu-Li-Chang” o Fu Man Chu, Carles Bucheli o Joaquim Partagàs, ilustres magos que disponen de su espacio correspondiente en el museo.

… pero si quieres algo más excitante, echa un vistazo en el Museo de la Erótica.
Quizá prefieras hacer algo solo o invitar a algún amigo a este paseo por el universo del Kama Sutra hindú, del arte erótico prohibido de Japón y de los orígenes del cine pornográfico español. Este original espacio te propone conocer la historia del arte erótico a través de la mirada de los grandes genios de la pintura y te cuenta ¡los récords sexuales más asombrosos! Está en pleno corazón de Barcelona, en La Rambla, frente a La Boquería. Dicen que es una experiencia excitante (¡hay quien repite!): con sus más de 800 piezas, el visitante comprobará cómo la sexualidad humana ha sido fuente de inspiración representándose tanto de forma explícita como implícita en función de las diferentes culturas o de los códigos de conducta que han marcado las diferentes sociedades y momentos históricos. Pintura, fotografía, escultura y las invenciones más sorprendentes a lo largo de 14 estancias. Y apunta bien lo que te proponen: ¿el mejor final para un viaje tan excitante? El jardín erótico.

Museu-Erotica.Barcelona.t4b

Puede que después de tanta aventura, te entre hambre: el Museo del Jamón.
Sí, sí, señores. Barcelona tiene su propio Museo del Jamón. Si te gusta el jamón ibérico y quieres conocer el proceso de elaboración de uno de los productos typical spanish por excelencia, acércate a Las Ramblas… tendrás una Jamón Experience: Primero, un tour audiovisual en el que te explicarán los secretos del proceso del jamón, después una cata de seis jamones ibéricos cortados por un profesional, acompañada de una buena copa de vino, de cava o una cervecita. Y, después de una horita de ruta, por fin una tienda enorme donde dar rienda suelta a tu bolsillo y a tu paladar con esta delicia ibérica. El recorrido interactivo por el museo y la cata cuestan menos de 20 euritos… También están muy cerca del Mercado de La Boquería, así es que ya tienes un par de planes por la zona.

Y como no sólo de jamón vive el hombre: el Museo del Chocolate.
Dicen que el Museu de la Xocolata es uno de los más originales de Barcelona. Se trata de un museo propiedad del Gremio de Pastelería de Barcelona dedicado en exclusiva al chocolate. ¡Toda una locura para los golosos! El museo abrió en el año 2000 como una pequeña empresa de los miembros del gremio. Su objetivo era revalorizar la tradición chocolatera y pastelera y ofrecer, además, un nuevo y original proyecto cultural. Se encuentran en un edificio histórico, el antiguo convento de Sant Agustí, tan histórico como la tradición del chocolate en la ciudad condal: cuentan que desde el siglo XVIII, el chocolate era un alimento imprescindible en la dieta del ejército borbónico. Este museo ofrece un recorrido por su historia: desde sus orígenes como bebida picante de los pueblos mesoamericanos hasta su uso actual en tabletas de chocolate que se venden en el supermercado o en bombones franceses.

museo chocolate

Ya te lo decíamos al principio, Barcelona y su casco antiguo son una caja de sorpresas culturales… En próximas entradas te propondremos nuevos y originales planes para estas tardes de verano que se acercan. Aunque también puedes experimentarlos y descubrirlos tú mismo, ¿qué no sabes cómo? Mira: http://www.cascanticbcn.com/

Related Articles

1 Comments

  1. Good post! I read your blog often and you always post excellent content. I posted this article on Facebook and my followers like it. Thanks for writing this!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR