Con la normalización de los precios del mercado inmobiliario, no es de extrañar que la inversión inmobiliaria siga recuperándose y que la mayor parte de las operaciones de compraventa que se registran en la capital sean inversores que se animan a comprar viviendas conocedores del atractivo de la ciudad y de la gran rentabilidad de las viviendas en Barcelona. La inversión inmobiliaria en España, según un estudio realizado por el portal inmobiliario Idealista, ofrece unas tasas de rentabilidad “que casi multiplica por cuatro, en el peor de los casos, las de los bonos del Estado a 10 años”. La rentabilidad que supone invertir en una vivienda para después alquilarla ha aumentado hasta el 5,7% desde el 5,3% de hace un año debido a la gran demanda de alquileres. Pero, ¿cómo saber si la inversión en una vivienda es rentable?

Existen diferentes formas de calcular la rentabilidad de una vivienda, pero quizás uno de los más utilizados sea el del indicador PER, que se obtiene al comparar el precio de venta de la vivienda con el precio del alquiler (en inglés, PER: Price Earnings Ratio). Cuanto mayor sea este indicador, más cara será la vivienda en propiedad en comparación con su alquiler y viceversa. El PER se obtiene dividiendo el precio de compra de una vivienda por el precio total del alquiler que se obtendría en un año. El número resultante sería la cantidad de años que se tardaría en recuperar la inversión inmobiliaria. Otra referencia que se utiliza es la rentabilidad bruta, esto es, el porcentaje resultante de dividir la ganancia total del alquiler en un año por el precio de venta de la vivienda.

También es importante tener en cuenta algunos factores que pueden determinar la rentabilidad de la vivienda, como la zona en la que se encuentra, el tipo de vivienda, si necesita reformas… Elegir una buena zona que presente perspectivas de revalorización es también importante para realizar una inversión inmobiliaria con éxito. Lo ideal es que esté en una zona dinámica, moderna y accesible a servicios de transporte, comercios, centros educativos, zonas verdes, como puede ser el centro de la ciudad. También si está cerca de zonas universitarias (ya que en ese caso, las expectativas de alquiler serán mucho mayores). Si prefiere invertir en una vivienda antigua, es recomendable que calcule la inversión que requerirá la reforma, en caso de que esta no se haya efectuado.

En cualquiera de los casos, si estás pensando en invertir en una vivienda en Barcelona y no estás seguro de la rentabilidad de la vivienda, nuestro consejo fundamental para garantizar el éxito de la inversión, sobre todo si no eres un experto en el sector, es que recurras al asesoramiento de un Agente Inmobiliario, con conocimiento de la zona en la que se quiere invertir. Esto le evitará riesgos innecesarios y permitirá completar toda la operación inmobiliaria sin contratiempos y en el plazo deseado. En Casc Antic reunimos más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario y más de 12 en el casco antiguo de Barcelona, por lo que podemos garantizarle que somos la empresa inmobiliaria de referencia en este área de la ciudad. En Casc Antic te asesoramos desde el inicio del proceso de inversión inmobiliaria hasta la firma del contrato de compraventa, además de ayudarte con el alquiler de la vivienda. Puedes confiar en nosotros ya que contamos con las herramientas necesarias y ponemos todo nuestro empeño para seleccionar al mejor inquilino, que aporte las mayores garantías de cobro y, sobre todo, tranquilidad y seguridad.

 

 

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies