Home    Alquilar y compartir piso: ¿eres capaz de adaptarte a la convivencia?

Alquilar y compartir Piso en Barcelona: ¿eres capaz de adaptarte a la convivencia?

Gran cantidad de personas han optado por compartir piso en Barcelona debido a la situación económica que cada día es más difícil de afrontar. Cuando llega la hora de dejar el nido y salir de casa de tus padres, puede ser muy complicado. Si estás en esa situación, compartir piso puede ser una buena opción. Te ayudará a reducir gastos como, por ejemplo, la luz o la electricidad.

Ahora bien, ¿cómo convivir con tus compañeros de piso y no morir en el intento? Si sigues estos sencillos consejos, tu convivencia será más sana y agradable de lo que esperabas.

La comunicación es la clave

Vivir con alguien no es nada fácil, sobre todo si no tienen las mismas costumbres. Es muy importante que se establezcan una serie de reglas para lograr una óptima convivencia. Primero, es indispensable que conozcas un poco acerca de la forma de vivir del otro. Sentaos a hablar para conocer un poco mejor este aspecto.

Las normas son fundamentales para todos. Podéis dividir gastos (electricidad, agua…) y otros como algunos productos de uso común: papel higiénico, gel de baño, detergente, etc.

Respetar los acuerdos

El respeto ante todo. Si tus compañeros y tú habéis establecido acuerdos, es necesario que los respetéis. A nadie le gusta sentirse incómodo e inseguro en su propio hogar, así que respeta cada regla que se establezca.

Derecho al descanso y obligación de no molestar

Todos tenemos días de estrés y agotamiento. Tu cuarto debe ser uno de los lugares más cómodos. Estableced horarios para relajaros, pasar tiempo solos y en silencio. No tiene nada de malo querer pasar un rato solo, no te hace raro. Aprended a valorar esos momentos.

Una cuestión de saber convivir

Debes ser tolerante para que las cosas funcionen (siempre y cuando sea recíproco). Recuerda que tus compañeros de piso serán lo más parecido a tu familia, por lo que debéis trabajar juntos para poder vivir bien, disminuir gastos mensuales entre todos y no saliros del cálculo inicial.

Una buena solución es llegar a acuerdos. Por ejemplo, si a ti te gusta ordenar y a tu compañero cocinar, os podéis turnar e intercambiar tareas para que cada uno disfrute de hacer las cosas y todo esté en orden. Si todos los días vais a lugares cercanos, podéis compartir coche. Esto reducirá significativamente los gastos y os volverá más organizados.

Cuenta con la ayuda de una inmobiliaria en Barcelona

Si aún no tenéis un piso donde vivir, podéis consultar una inmobiliaria en Barcelona que se encargue de alquilar y vender un piso en Barcelona para aseguraros que elegís la opción más conveniente para compartir hogar.

Compartir piso en Barcelona puede ser más fácil de lo que crees. Solo es cuestión de respeto, orden y organización. ¡No olvides comentar y compartir este artículo!

Related Articles

1 Comments

  1. manel

    Es muy difícil convivir con gente, especialmente si cada uno hace horarios distintos, en mi caso fue un infierno, mejor solo que mal acompañado…

Leave a Reply to manel Cancel Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies